Una de las muchas.

El olor de la crema hidratante invadía mi cara. La cafeína había surgido efecto y casi me impedía dormir. Sin embargo, me acordé de una situación parecida y empecé a soñar recordando.
Eran las 5 de la mañana ya hace unos años, atacada por el insomnio pregunté si hacíamos un puzzle. Me acerqué a mi habitación y lo saqué de mi baúl, volví a la de los invtados y ella ya estaba dormida. Menuda amiga, pensé. Dejé el puzzle e intenté dormir... no lo conseguí. Cuando ya me dolía el cuerpo de dar vueltas sobre un colchón duro decidí comenzar a dar codazos disimuladamente. Acabó despertándose, y yo pregunté como si no hubiese tenido nada que ver ¿Estás despierta?
Soñé con una noche de chicas hablando de chicos. Con una noche de secretos que aún no se pueden contar mezclados con una sinfonía de ronquidos de mi padre.
Me desperté orgullosa de mi memoria y de mis recuerdos.

2 comentarios:

Bágoas dijo...

Me gustaría poder compartir una nochich de chicas con vosotras...

Tiempo nos queda
:)

El enanito del bosque dijo...

Oh carmich! asi que me diste codazos eh maldita ¬¬
yo tambien me acuerdo, como olvidar las noches de chicas contigo ? Seria lo que me faltaba :D