Silbó el viento (Ellos II)

En uno de los placajes, hubo una serie de movimientos muy extraños. Él se tiró agarrándola por las piernas y ella cayó fuertemente contra el suelo. El chico se acercó arrastrándose por el césped hasta llegar a ella.

-¿Estás bien?
-Sí, es sólo que por una vez te ha salido bien el placaje- dijo ella burlándose.
Él lanzó una mirada de maldad y comenzó la fase de las cosquillas, ella reía y reía. Empezaron a rodar por todo el jardín, acabaron en un momento incómodo uno encima de otro y se apartaron tímidamente.
Los dos miraban al cielo estrellado ahora, uno al lado del otro, solamente se escuchaba silbar al viento.

1 comentario:

El enanito del bosque dijo...

Continúe, por favor. Dudo que acabe bien.