Cómo niños pequeños (Ellos I)

Cualquier persona que pasara por allí pensaría qué había cierto amor en el ambiente, pero no pasaba nada más que lo de todos los días. Jugaban, se perseguían el uno al otro, más tarde venía un placaje por parte de él y una huída escurridiza por parte de ella. Se tiraban continuamente por el césped de aquel jardín de siempre, aquel jardín dónde se habían divertido así desde tiempos inmemoriables, era el escenario de su infancia y de su adolescencia. Siempre se comportaron así, cómo niños pequeños, siempre se comportarían así.

2 comentarios:

El enanito del bosque dijo...

ESte, especialmente, me enamora, carmen

Carmen dijo...

Gracias :3