Cálculo.

-Háganme un favor y calculen.
Calculen la velocidad de la bala que rompa su ventana cuándo el francotirador apriete el gatillo.
Calculen las plantas que hay que caer para estamparse contra el asfalto o, cuántas personas aplastarían.
Calculen los pisos que bajar para encontrarse en el portal la persona más querida.
Ahora mediten.
Mediten si sería mejor que les matasen.
Mediten si prefieren suicidarse.
Mediten si quieren seguir viviendo.
El hombre trajeado tiró su cigarrillo aún encendido desde la azotea en la que nos encontrábamos. Aún sin asimilar la situación conseguí reunir el valor suficiente para preguntar.
-¿Cuales son las consecuencias de la tercera opción?


1 comentario:

Bágoas dijo...

Las consecuencias son incontables. Hay demasiadas, pero merece la pena.

"Calculen la velocidad de la bala que rompa su ventana cuándo el francotirador apriete el gatillo."

¡ME ENCANTA!